Preguntas más frecuentes

Familiares

Inicio » Familiares » Preguntas más frecuentes

A continuación se muestra la clasificación por temas de las preguntas más frecuentes. Seleccione el tema que sea de su interés.

Nociones Generales sobre Alergia Infantil

1. ¿Qué es la alergia?
La alergia es una reacción anormal del organismo frente a sustancias que en la mayoría de las personas resultan inofensivas. Todos estamos expuestos a múltiples sustancias externas con las que tenemos contacto. Esas sustancias pueden estar flotando en el aire, y nosotros las respiramos. Otras sustancias las ingerimos, como los alimentos o algunos medicamentos. Finalmente, otras entran en contacto directo con la piel. Estas sustancias, en minúsculas cantidades, al llegar a los diversos órganos de nuestro cuerpo son capaces de desencadenar, en algunas personas, los diferentes procesos alérgicos.
2. ¿Quiénes se hacen alérgicos?
Cualquiera puede hacerse alérgico. La alergia no está presente desde el nacimiento, sino que se desarrolla con el paso del tiempo. La alergia es un proceso cambiante, tanto para bien como para mal. Hay alergias a alguna sustancia que pueden llegar a desaparecer, bien espontáneamente, bien con un tratamiento específico. También puede ocurrir lo contrario, que alguien se vuelva alérgico a alguna sustancia a la cual nunca había tenido alergia, y con la cual haya tenido contacto desde el nacimiento. Aunque cualquiera puede hacerse alérgico, hay personas que, por herencia, se vuelven alérgicos con mayor facilidad.
3. ¿Por qué nos hacemos alérgicos?
El hacerse alérgico depende de dos factores. El primero es la herencia genética. No se hereda la alergia en sí, sino la facilidad para hacerse alérgico. Hay familias cuyos miembros tienen más facilidad para hacerse alérgicos. El segundo factor es la exposición a las sustancias capaces de inducir alergia, los llamados alérgenos. Si alguien está expuesto a alguna sustancia en cantidades mayores de lo habitual, durante un tiempo prolongado, o repetidas veces, puede llegar a hacerse alérgico, aunque por herencia no estuviera particularmente predispuesto.
4. ¿A qué edad aparece la alergia?
La alergia puede aparecer a cualquier edad. Es más frecuente en personas jóvenes, sobre todo en niños, pero cualquiera puede hacerse alérgico, no importa la edad que tenga, y además alérgico a sustancias que anteriormente no le producían problemas.
5. ¿A qué nos hacemos alérgicos?
Nos hacemos alérgicos a las sustancias con las que tenemos contacto en nuestro ambiente. Pueden ser alimentos, medicamentos, materiales del trabajo, y sobre todo partículas que llegan a nosotros por vía respiratoria. Las más frecuentes son los ácaros del polvo, los hongos, los pólenes de las plantas, y muy importante, los animales domésticos.
6. ¿Cuáles son los principales procesos alérgicos?
La alergia puede afectar casi a todos los órganos del cuerpo. La afectación alérgica de los bronquios da lugar al asma, que es la enfermedad alérgica más frecuente, y que puede ser muy grave. La alergia puede afectar la nariz, dando lugar a la rinitis, y a los ojos, provocando conjuntivitis. En la piel se manifiesta como urticaria, (habones y picor), edema o inflamación, como dermatitis o eccema atópico, o en otra variedad diferente, la dermatitis o eccema de contacto. Se puede tener alergia a los alimentos, alergia a medicamentos, y alergia a picaduras de avispas o abejas. Estas tres últimas clases de alergia pueden dar síntomas muy variados, que pueden llegar a ser muy graves.
7. ¿La alergia actúa siempre con la misma intensidad?
No, la alergia afecta con distinta intensidad a las distintas personas, y a una misma persona la afecta con distinta intensidad en diferentes momentos. En el caso del asma, si la afectación es muy intensa se producen todos los síntomas de tos, “pitos” y fatiga incluso estando en reposo. Si es menos intensa puede dar simplemente tos, y fatiga solamente cuando se realiza ejercicio. Si es menor aun, el paciente puede que no note ningún síntoma, y sólo se manifieste con pruebas respiratorias o con análisis. Lo mismo se puede decir de los otros procesos alérgicos distintos del asma.
8. ¿Puedo tener algún problema si mi alergia es leve?
La alergia es cambiante; tanto puede ir a más como a menos. El hecho de tener una alergia leve, por ejemplo en los bronquios, hace que estos tengan cierto grado de inflamación crónica. Así, es más fácil que, cuando se añaden otros factores, como contaminación o infecciones, los bronquios tengan menor capacidad de defensa, y entonces se presenten los síntomas típicos de asma, aunque habitualmente nos encontremos bien. Si no identificamos la sustancia que causa la alergia, lo más probable es que vaya a más, y que los síntomas empiecen a hacerse más frecuentes.
9. ¿Qué es la "Marcha Alérgica"?
La alergia puede afectar a diversos órganos del cuerpo, y en cada uno de ellos produce unos síntomas típicos. Se ha visto que en niños predispuestos es frecuente que comiencen con síntomas de piel (eccema) o síntomas digestivos (alergia a alimentos), y que con el tiempo estos síntomas den paso a afectación de los bronquios (asma) y de nariz y ojos (rinoconjuntivitis). Esta evolución de los síntomas con el paso del tiempo es lo que se denomina “Marcha Alérgica”.
10. Lo de mi hijo, ¿es Asma o es Alergia?
El Asma es una enfermedad de origen alérgico. Así pues, al hablar de “Alergia” se está hablando de un grupo de enfermedades (entre las que se incluyen el Asma, la Rinitis, la Dermatitis Atópica, etc.), de la misma manera que cuando se habla de enfermedades “infecciosas”, estamos incluyendo enfermedades muy diversas (como el sarampión, la varicela, las anginas, las neumonías, etc.).
11. La Alergia, ¿es hereditaria?
Lo que se hereda es la predisposición a tener problemas alérgicos , sin que ello signifique que obligatoriamente unos padres alérgicos vayan a tener sus hijos alérgicos, ni que los hijos de padres no alérgicos estén absolutamente libres de la posibilidad de tener alergia. Sin embargo, es más probable que padres alérgicos tengan hijos alérgicos que los padres no alérgicos.
12. ¿Se contagia la Alergia?
No. La Alergia constituye un grupo de enfermedades con un cierto componente hereditario. Por eso, es posible que en una misma familia haya varias personas con alergia. Pero ello no significa que se sea un problema contagioso.
13. Quiero que vean si mi hijo tiene alergia a la "penicilina", porque yo y mi madre la tenemos
Ya se ha mencionado que se hereda la predisposición alérgica, no un tipo determinado de alergia. Por ello, si Vd. tiene Asma, su hijo estará más predispuesto a tener “alergia”, sin que ello signifique necesariamente que la manifestación de esa alergia tenga por qué ser también Asma. La enfermedad alérgica de un padre o una madre no condiciona la posible enfermedad alérgica de su hijo.
14. ¿Qué son los alérgenos?
Se llama alérgeno a cualquier sustancia capaz de desarrollar una respuesta alérgica. En general suelen ser sustancias no nocivas (alimentos, pólenes, medicamentos,…), pero que en individuos predispuestos pueden causar problemas.
15. ¿Qué es el polen?
Es el gameto masculino (como el “espermatozoide”) de las plantas. Dependiendo de la época de floración (generalmente en primavera) puede haber flotando en el aire grandes cantidades de polen, que pueden producir síntomas a niños alérgicos a estas sustancias cuando los respiran.
16. El niño tiene alergia al polen del olivo, y tenemos plantado un olivo en casa: ¿tenemos que arrancarlo?
Desde luego que no. El polen puede volar muy lejos transportado por el viento. Así que el polen que le produce síntomas a su hijo en un momento dado puede provenir de olivos que estás situados a docenas de kilómetros. Por ello, arrancar el olivo que tienen en casa no resolverá nada. Deben limitarse a evitar que el niño juegue debajo de o se suba al árbol, mueva sus ramas etc., especialmente en la época de floración.

Alérgenos

Ácaros

1. ¿Qué son los ácaros?

El polvo de dentro de casa tiene una composición distinta al polvo que se forma en la calle. El de casa se forma por fibras que se desprenden de los tejidos y por escamas microscópicas de la piel humana. De estas escamas se alimentan los ácaros, que son una especia de “insectos” microscópicos, que forman verdaderas colonias en los lugares en que hay polvo.

2. ¿Nosotros respiramos ácaros?

Los ácaros vivos se agarran a los lugares donde viven y no flotan. Los ácaros muertos se van descomponiendo y entonces es fácil que sus partículas pasen al aire. Más importante que los propios ácaros son sus heces, que sí que flotan libremente, y al ser respiradas causan alergia.

3. ¿Dónde viven los ácaros?

Viven en los lugares con mejores condiciones para ello. Hay más ácaros con temperaturas templadas, de alrededor de 25 grados, y con humedad relativa de 80%, condiciones que en las zonas costeras se dan con mayor frecuencia. Pero sobre todo es especialmente importante el disponer de alimento. El lugar donde más ácaros se concentran es en los colchones, donde se desprenden más escamas del cuerpo de las personas, y además donde llega poca luz, pues los ácaros huyen de la luz solar.

4. ¿Qué tamaño tienen los ácaros?

Los ácaros miden 2 ó 3 décimas de milímetro. No son apreciables a simple vista. Su tamaño les permite pasar a través de los poros que dejan los tejidos de la ropa y las capas de los colchones. Sus heces son de un tamaño 20 veces menor.

5. ¿Se pueden eliminar los ácaros?

Para que disminuya la cantidad de ácaros se recomiendan unas normas de desalergenización. Estas normas se deben seguir en todo el domicilio, pero particularmente en el dormitorio. Especialmente importante es que el colchón no sea hueco, de muelles, sino macizo, de goma espuma dura, o, si se prefiere el colchón de muelles, que se cubra con una funda anti-ácaros especial.

6. ¿Hay productos que matan a los ácaros?

Existen acaricidas, distintos de los insecticidas comunes. Estos productos se aplican sobre las superficies de muebles y colchones, con frecuencia variable según el producto. Después de utilizarlos se debe realizar una limpieza exhaustiva, para retirar los ácaros muertos, que son tan perjudiciales como los vivos.

7. ¿En qué época hay más ácaros?

Hay ácaros a lo largo de todo el año. Pero las condiciones climáticas de temperatura y humedad hacen que la cantidad de ácaros aumente en Otoño. Además en esta estación se añade el hecho de que, con la asistencia al colegio, comience a haber más infecciones respiratorias, cuyos efectos se suman a los de la alergia.

8. ¿Existen ácaros en todas las localidades?

En los lugares con más humedad, como las zonas costeras, y a baja altitud proliferan más los ácaros. En zonas de más altitud y más secas se dan peores condiciones para su supervivencia. En zonas de gran altitud, zonas montañosas, prácticamente llegan a desaparecer por completo.

9. Lo de mi hijo, ¿es Asma o es Alergia?

El Asma es una enfermedad de origen alérgico. Así pues, al hablar de “Alergia” se está hablando de un grupo de enfermedades (entre las que se incluyen el Asma, la Rinitis, la Dermatitis Atópica, etc.), de la misma manera que cuando se habla de enfermedades “infecciosas”, estamos incluyendo enfermedades muy diversas (como el sarampión, la varicela, las anginas, las neumonías, etc.)

10. Mi hijo sólo se pone mal cuando cambia el tiempo: ¿tiene "alergia a los cambios de tiempo"?

Se menciona en otra pregunta que los ácaros del polvo proliferan más cuando las condiciones de temperatura y humedad ambiental son idóneas (temperaturas templadas y humedad altas). Es por ello que muchos niños alérgicos a lo ácaros se ponen mal cuando hay cambios meteorológicos. Algunos niños “anuncian” (porque comienzan con síntomas) que se avecina un cambio de tiempo con mayor precisión que algunos meteorólogos. Asimismo, esta es la causa de que los niños con alergia a los ácaros suelen estar bien en verano (temperaturas elevadas y clima seco).

 Hongos

1. ¿Qué son los hongos?

Los hongos que pueden causar alergia son organismos microscópicos. No son los hongos comestibles. Los hongos microscópicos pueden crecer en numerosos lugares, tanto del interior como del exterior de las casas. Los hongos de interior crecen mejor en lugares húmedos, oscuros y mal ventilados: sótanos, cuartos de baño, desvanes o buhardillas. Cuando son muy abundantes producen una capa en manchas de humedad. Los hongos de exterior crecen en plantas, en la tierra, desperdicios y basuras, restos de ramas y hojas secas. En zonas agrícolas, crecen en establos, graneros y donde haya restos vegetales.

2. ¿Cuáles son los principales hongos que causan alergia?

Los hongos que causan alergia se denominan por sus nombres en latín. El principal es una especie llamada Alternaria. Otras especies implicadas reciben los nombres de Cladosporium, Aspergillus, Rhizopus, Pullularia, Penicillium, etc.

3. ¿Si se tiene alergia al hongo Penicillium se puede tomar penicilina?

Hay varias subespecies de hongos que se llaman Penicillium. De alguna de ellas se puede extraer penicilina. Sin embargo esto no quiere decir que las personas alérgicas al hongo tengan alergia a la penicilina u otros antibióticos de la misma familia. Los alérgicos al hongo reaccionan con otros componentes del hongo, y toleran los antibióticos igual que las demás personas.

4. ¿Es grave la alergia a los hongos?

La severidad de la alergia varía mucho de unos pacientes a otros. Pero la alergia a los hongos es en general de las más severas. Suele causar síntomas de mucha intensidad, que suelen ser de aparición muy rápida, en pocas horas, y que además tienden a permanecer durante muchos años y a agravarse con el paso del tiempo.

5. ¿Qué se puede hacer para evitar los hongos?

En el caso de los hongos de interior, hay que evitar y reparar goteras, filtraciones, fugas de las conducciones de agua. Se debe ventilar y, cuando sea posible, permitir que entre luz solar en todas las habitaciones de la casa. En el caso de los hongos de exterior es más difícil evitarlos; en todo caso se debe evitar ir a lugares como los descritos en la pregunta 1, no se deben remover hojas y ramas, y se deben evitar zonas húmedas y encharcadas. Dada la dificultad de evitar los hongos, es frecuentemente necesario recurrir al uso de inmunoterapia, las llamadas vacunas de la alergia.

6. ¿En qué época del año afecta más la alergia por hongos?

Los hongos pueden causar síntomas en cualquier época del año, pero en condiciones de más humedad, temperaturas templadas y atmósfera inestable, proliferan en mayor cantidad. Estos condiciones se dan más en Otoño, y es entonces cuando más síntomas provocan. Los días de nieblas, lluvias y viento también pueden aparecer más hongos en el ambiente.

7. Si el niño tiene alergia a los mohos, ¿debemos irnos a vivir a un clima seco?

Como consecuencia de su predisposición alérgica, los niños se hacen alérgicos a sustancias (alergenos) que hay en su entorno. Por ello, si un niño vive en un clima húmedo, es probable que se haga alérgico a los mohos. Pero si se va a vivir a un clima más seco, es asimismo probable que, más pronto o más tarde se haga alérgico a alergenos más propios de estos climas (ej: pólenes). Así pues, y puesto que la mayoría de los problemas son leves y se controlan bien con tratamiento, muy raramente un problema alérgico aconsejaría un cambio de domicilio de estas características.

 Pólenes

1. ¿Qué es el polen?

Es el gameto masculino (como el “espermatozoide”) de las plantas. Dependiendo de la época de floración (generalmente en primavera) puede haber flotando en el aire grandes cantidades de polen, que pueden producir síntomas a niños alérgicos a estas sustancias cuando los respiran.

2. El niño tiene alergia al polen del olivo, y tenemos plantado un olivo en casa: ¿tenemos que arrancarlo?

Desde luego que no. El polen puede volar muy lejos transportado por el viento. Así que el polen que le produce síntomas a su hijo en un momento dado puede provenir de olivos que estás situados a docenas de kilómetros. Por ello, arrancar el olivo que tienen en casa no resolverá nada. Deben limitarse a evitar que el niño juegue debajo de o se suba al árbol, mueva sus ramas etc., especialmente en la época de floración.

3. ¿Qué es mejor: la playa o el campo?

El aire limpio es sano para cualquier niño con asma. Algunos niños con alergia a los ácaros o mohos pueden tener problemas en algunos apartamentos/casa de la playa, pero el problema está en la vivienda (humedades, filtraciones,…), no en la playa en sí misma. Si la casa está en condiciones, y se hace una Desalergenización conveniente, no tiene por qué existir ningún problema. De igual modo, puesto que el polen puede volar muy lejos, el hecho de estar en la playa no supone necesariamente que un niños alérgico a los pólenes esté a salvo de la posibilidad de tener algún problema. Por consiguiente, tanto la playa como el campo/monte son recomendables, y no suelen existir inconvenientes importantes para ir de vacaciones al sitio donde hayan planeado.

Animales

1. En el colegio se van de visita a una Granja-escuela la semana que viene: ¿puede ir?

En principio no hay inconveniente alguno. Si el niño tuviera alergia al pelo de algún animal, deberán advertirle al tutor que no le dejen acercarse a dichos animales. En todo caso, el riesgo de tener algún problema en estas circunstancias suele ser bajo, y hay que sopesarlo con el riesgo de que el niño se sienta discriminado respecto a los demás, como un “bicho raro” porque no puede hacer lo mismo que sus compañeros.

2. ¿Podemos tener un perro/gato en casa?

Como se menciona en las respuestas a otras preguntas, los niños alérgicos lo son en gran medida porque tienes una predisposición genética a sensibilizarse frente a sustancias (alergenos) que hay en su entorno. Pero además, no todas las sustancias son igual de “alergénicas”, es decir, no todas las sustancias tienen la misma capacidad para sensibilizar a un niño. Dentro de las sustancias con elevada potencialidad “alergénica” se encuentran los epitelios (pelo, caspa) de las mascotas, sobre todo perros, gatos, cobayas, pájaros,… Por ello, no es nada recomendable tener dentro de la casa de un niño alérgico alguno de estos animales soltando pelo, tumbándose en las alfombras, subiéndose en camas y sofás, etc., porque es altamente probable que el niño termine haciéndose alérgico a sus epitelios.

Alimentos

1. Mi hijo es alérgico al huevo: ¿puede comer pollo?

En la mayoría de los casos si. Es excepcional que un niño alérgico al huevo tenga alergia a la carne de aves simultáneamente, salvo en los casos del llamado Síndrome Ave-Huevo-Plumas, en los que esto sí ocurre. Pero, en general, tener alergia al huevo no significa que no se pueda comer pollo.

Enfermedades

Asma

1. ¿Qué es el asma?
Los bronquios son los conductos por los que entra y sale el aire de los pulmones. La alergia produce estrechamiento de los bronquios, lo cual da lugar al asma, que consiste en dificultad para respirar, ya que los músculos respiratorios han de hacer más esfuerzo para que el aire pase por unos conductos estrechos que cuando están dilatados.
2. ¿La alergia actúa siempre con la misma intensidad?
No, la alergia afecta con distinta intensidad a las distintas personas, y a una misma persona la afecta con distinta intensidad en diferentes momentos. En el caso del asma, si la afectación es muy intensa se producen todos los síntomas de tos, “pitos” y fatiga incluso estando en reposo. Si es menos intensa puede dar simplemente tos, y fatiga solamente cuando se realiza ejercicio. Si es menor aun, el paciente puede que no note ningún síntoma, y sólo se manifieste con pruebas respiratorias o con análisis. Lo mismo se puede decir de los otros procesos alérgicos distintos del asma.
3. ¿Cómo puedo saber si lo de mi hijo es un constipado o es asma?
Los catarros (sobre todo los producidos por virus) actúan muy frecuentemente como factor desencadenante de agudizaciones de Asma. Por lo tanto, no merece la pena que se complique Vd. la vida: en cuanto su hijo comience con síntomas (especialmente si no tiene fiebre coincidente), empiece a darle el tratamiento que se le mandó para cuando tenga crisis: al dárselo precozmente seguramente conseguirá cortar de raíz una crisis incipiente. Si tuviera fiebre, comience también con el tratamiento, pero consulte además con su Pediatra, por si fuera necesario complementar el tratamiento que ya lleva con alguna otra medicación (Antibióticos, antitérmicos, etc.)
4. ¿Es una enfermedad grave el asma infantil?
En general no. La gran mayoría (casi el 90%) de los casos de Asma Infantil son casos leves, cuyo control es relativamente fácil. Lo cual no significa que, si no realizan el tratamiento correctamente, un problema inicialmente leve no pueda evolucionar a un caso de mayor gravedad.
5. ¿Se cura el Asma?
El Asma Infantil suele ser una enfermedad de buen pronóstico. Por lo tanto, aunque no siempre, hay muchos casos de Asma infantil que se curan, entendiendo por tal niños que tuvieron asma, y que están totalmente asintomáticos, pudiendo realizar una vida absolutamente normal sin ningún tratamiento. En general, las posibilidades de curación son tanto menores cuanto más grave es el Asma, y peor se cumple el tratamiento prescrito. Así pues, el que el problema de su hijo se cure depende en gran medida de que Vd. cumpla correctamente el tratamiento.
6. El niño no tenía crisis desde hacía dos años, y el fin de semana pasado fuimos a un chalet que llevaba tres meses cerrado y se puso mal otra vez
Debe tenerse en cuenta que los niños con asma tienen lo que se llama un “límite de respuesta”: es decir, puede que sólo tengan síntomas cuando la cantidad del alérgeno que le produce el problema (ej: ácaros, hongos,…) sobrepasa un cierto límite (que varía de unos niños a otros). Y hay que tener en cuenta que lo que se pretende con el tratamiento es precisamente elevar dicho “límite de respuesta”, de forma que el niño sea capaz de tolerar cantidades de alérgeno cada vez más elevadas. Pero con todo y con eso, siempre es posible que en presencia de cantidades masivas de alérgeno (ej: casas que llevan tiempo cerradas en niños alérgicos a los ácaros, algunos días en primavera en niños alérgicos a pólenes, etc.) el niño pueda tener problemas. Por ello, es conveniente hacer una limpieza a fondo de las viviendas que llevan tiempo cerradas (chalets, apartamentos, la propia vivienda al volver de vacaciones,…), antes de que el niño entre en ellas.
7. ¿Puede volver a tener asma un niño que ya se curó?
Si. Aunque no es muy frecuente, tampoco es un hecho excepcional que niños cuyo asma desapareció y estuvieron varios años completamente asintomáticos y sin tratamiento, puedan volver a tener manifestaciones de asma (o de otra enfermedad alérgica) al cabo de unos años, o incluso en la edad adulta. Es necesario señalar que, si bien las manifestaciones clínicas concretas de la Alergia (en este caso los síntomas de Asma) pueden desaparecer, la predisposición alérgica es una característica que la persona tendrá durante toda la vida, de forma que en unas circunstancias determinadas dicha predisposición puede volver a manifestarse clínicamente.
8. ¿Debo usar un humidificador cuando el niño tenga la crisis?
En general, los humidificadores están desaconsejados, porque su uso produce en la habitación una humedad relativa muy elevada, que puede favorecer el crecimiento de ácaros y/o mohos.
9. ¿Los niños con asma pueden hacer deporte?
Desde luego. No sólo es posible, sino conveniente. Con un adecuado tratamiento, la gran mayoría de los pacientes con asma pueden realizar deporte, incluso al más alto nivel (el porcentaje de asmáticos entre atletas olímpicos es muy elevado). Por lo tanto, cuando un niño tiene asma o tos desencadenados por el ejercicio, probablemente el tratamiento que lleva no es suficiente (o no se lo está tomando correctamente), y convendría revisarlo.
10. ¿Cuál es el mejor ejercicio para mi hijo?
En principio, son más aconsejables deportes que requieren esfuerzos cortos (no más de 7-8 minutos seguidos), con descansos intermedios. La natación es un deporte especialmente recomendable porque, además de lo anterior, desarrolla los músculos del tórax (que ayudan a respirar) y enseña a los niños a respirar rítmica y profundamente. En todo caso, el niño debe hacer el deporte que más le guste; es mejor que haga algún deporte que, por obligarle a hacer algo que no le satisface, termine no haciendo nada.
11. Mi hijo tiene rinitis: ¿es posible que termine teniendo Asma?
En la actualidad se considera el aparato respiratorio como un todo no compartimentalizado. Por eso, se habla ya con frecuencia de la ENFERMEDAD ALÉRGICA DE LAS VÍAS RESPIRATORIAS. Cuando los síntomas predominantes son de las vías altas se habla de RINITIS, y cuando son de vías bajas se habla de ASMA. Pero la mayoría de los niños con alergia respiratoria tienen síntomas tanto en las vías altas como en las bajas. Por lo tanto, es muy posible, no sólo que termine teniendo asma, sino que incluso lo tenga ya en una forma leve o incipiente (tos o pitos tras el ejercicio, etc.).
12. Mi hijo tiene eczema atópico: ¿es posible que termine teniendo Asma?
Entre el 50 y el 80% de los niños con Eczema Atópico terminan desarrollando asma, como consecuencia de la progresión de la así llamada Marcha Alérgica.

Rinitis

1. ¿Qué es la rinitis alérgica?
La alergia puede producir rinitis, es decir, inflamación interna de la nariz. Aunque no amenace la vida, llega a ser muy molesta e incluso incapacitante. Produce síntomas como estornudos, a veces en ataques, picor de la nariz, mucosidades abundantes, taponamiento, sorber mocos, carraspeo, y sangrado nasal. El picor hace que se frote uno la nariz de las más variadas maneras, que frunza el ceño, la boca, los ojos, y hasta movimientos de toda la cabeza o los hombros. Muchas veces se piensa que son tics nerviosos, y algunos niños alérgicos son enviados por el neurólogo o el psiquiatra, a quienes han ido a consultar equivocadamente.
2. Mi hijo tiene rinitis: ¿es posible que termine teniendo Asma?
En la actualidad se considera el aparato respiratorio como un todo no compartimentalizado. Por eso, se habla ya con frecuencia de la ENFERMEDAD ALÉRGICA DE LAS VÍAS RESPIRATORIAS. Cuando los síntomas predominantes son de las vías altas se habla de RINITIS, y cuando son de vías bajas se habla de ASMA. Pero la mayoría de los niños con alergia respiratoria tienen síntomas tanto en las vías altas como en las bajas. Por lo tanto, es muy posible, no sólo que termine teniendo asma, sino que incluso lo tenga ya en una forma leve o incipiente (tos o pitos tras el ejercicio, etc.).

Conjuntivitis

1. ¿Qué es la conjuntivitis alérgica?
La alergia puede producir conjuntivitis, es decir, una inflamación de las capas externas del globo ocular. Produce picor, lagrimeo, enrojecimiento, fotofobia o incapacidad para soportar la luz, sensación de arenilla, o “telilla” en los ojos, e inflamación de los párpados. Los pacientes se frotan los ojos de muy diversas maneras, con los dedos, por debajo de las gafas, con los puños, con todo el brazo, guiñando los ojos. Muy frecuentemente son llevados al oculista para estudiar la agudeza visual, o al neurólogo o al psiquiatra, creyendo que son tics nerviosos.

Eczema Atópico

1. ¿Qué el eccema atópico?
La alergia puede producir eccema o dermatitis atópica, una lesión inflamatoria de la piel. Produce mucho picor. Puede afectar cualquier parte del cuerpo, pero sobre todo la cara, cuello, nalgas, brazos, manos y piernas. Es muy típico en el hueco de las rodillas y de los codos, aunque la localización es variable según la edad. Produce rojeces, descamación, diversos tipos de “granos” y cierta hinchazón. El picor es muy intenso, incluso dormido, y las lesiones de rascado pueden infectarse, lo cual produce más alteraciones. Suele cursar con brotes y mejorías, y afortunadamente en la mayoría de los casos acaba desapareciendo
2. Mi hijo tiene eczema atópico: ¿es posible que termine teniendo Asma?
Entre el 50 y el 80% de los niños con Eczema Atópico terminan desarrollando asma, como consecuencia de la progresión de la así llamada Marcha Alérgica.

Otros

Limpieza/Condiciones de la vivienda o del entorno

1. ¿Se pueden eliminar los ácaros?
Para que disminuya la cantidad de ácaros se recomiendan unas normas de desalergenización. Estas normas se deben seguir en todo el domicilio, pero particularmente en el dormitorio. Especialmente importante es que el colchón no sea hueco, de muelles, sino macizo, de goma espuma dura, o, si se prefiere el colchón de muelles, que se cubra con una funda anti-ácaros especial.
2. ¿Cómo se debe hacer la limpieza ?
No se debe barrer ni sacudir los objetos, pues se levanta el polvo. Se debe fregar el suelo, y pasar un paño húmedo por los muebles. Las aspiradoras levantan menos polvo que las escobas, pero también se expulsa parte del polvo al aire por la salida posterior de aire. Algunas aspiradoras especiales con filtro de agua, o filtro HEPA, retienen prácticamente todo el polvo y todos los ácaros.
3. ¿Hay productos que matan a los ácaros?
Existen acaricidas, distintos de los insecticidas comunes. Estos productos se aplican sobre las superficies de muebles y colchones, con frecuencia variable según el producto. Después de utilizarlos se debe realizar una limpieza exhaustiva, para retirar los ácaros muertos, que son tan perjudiciales como los vivos.
4. ¿Qué se puede hacer para evitar los hongos?
En el caso de los hongos de interior, hay que evitar y reparar goteras, filtraciones, fugas de las conducciones de agua. Se debe ventilar y, cuando sea posible, permitir que entre luz solar en todas las habitaciones de la casa. En el caso de los hongos de exterior es más difícil evitarlos; en todo caso se debe evitar ir a lugares como los descritos en la pregunta anterior, no se deben remover hojas y ramas, y se deben evitar zonas húmedas y encharcadas. Dada la dificultad de evitar los hongos, es frecuentemente necesario recurrir al uso de inmunoterapia, las llamadas vacunas de la alergia.
5. ¿Qué es la desalergenización?
A las sustancias que causan alergia las llamamos alérgenos. La desalergenización consiste en una serie de instrucciones para eliminar o disminuir la cantidad de alergenos que existen en el ambiente en que nos movemos. Estas instrucciones se refieren al domicilio o domicilios en que vive el paciente, y muy especialmente al dormitorio, que es donde más horas estamos.
6. El niño no tenía crisis desde hacía dos años, y el fin de semana pasado fuimos a un chalet que llevaba tres meses cerrado y se puso mal otra vez
Debe tenerse en cuenta que los niños con asma tienen lo que se llama un “límite de respuesta”: es decir, puede que sólo tengan síntomas cuando la cantidad del alérgeno que le produce el problema (ej: ácaros, hongos,…) sobrepasa un cierto límite (que varía de unos niños a otros). Y hay que tener en cuenta que lo que se pretende con el tratamiento es precisamente elevar dicho “límite de respuesta”, de forma que el niño sea capaz de tolerar cantidades de alérgeno cada vez más elevadas. Pero con todo y con eso, siempre es posible que en presencia de cantidades masivas de alérgeno (ej: casas que llevan tiempo cerradas en niños alérgicos a los ácaros, algunos días en primavera en niños alérgicos a pólenes, etc.) el niño pueda tener problemas. Por ello, es conveniente hacer una limpieza a fondo de las viviendas que llevan tiempo cerradas (chalets, apartamentos, la propia vivienda al volver de vacaciones,…), antes de que el niño entre en ellas.
7. ¿Es recomendable el aire acondicionado?
El aire acondicionado refresca el ambiente al disminuir la humedad ambiental. Por lo tanto, y en la medida que los ácaros y los mohos crecen mejor en ambientes húmedos, el aire acondicionado dificulta su crecimiento y por tanto, resulta aconsejable; eso sí: siempre que el mantenimiento (limpieza de filtros y tubos de ventilación etc.) se realice regularmente.
8. ¿Qué es mejor: la playa o el campo?
El aire limpio es sano para cualquier niño con asma. Algunos niños con alergia a los ácaros o mohos pueden tener problemas en algunos apartamentos/casa de la playa, pero el problema está en la vivienda (humedades, filtraciones,…), no en la playa en sí misma. Si la casa está en condiciones, y se hace una Desalergenización conveniente, no tiene por qué existir ningún problema. De igual modo, puesto que el polen puede volar muy lejos, el hecho de estar en la playa no supone necesariamente que un niños alérgico a los pólenes esté a salvo de la posibilidad de tener algún problema. Por consiguiente, tanto la playa como el campo/monte son recomendables, y no suelen existir inconvenientes importantes para ir de vacaciones al sitio donde hayan planeado.
9. ¿Qué ocurre si se fuma en casa?
El humo del tabaco es uno de los más importantes irritantes de las vías respiratorias. Por tanto, sus efectos nocivos serán aún mayores cuando las vías aéreas están inflamadas como consecuencia de un proceso alérgico. Por ello, está totalmente contraindicado fumar en la casa de un niño alérgico, particularmente si tiene asma. Esto es particularmente importante en el domicilio del niño, porque es donde pasa la mayor parte del tiempo, especialmente tiempo ininterrumpido. Por este motivo, no se debe fumar nunca en la casa de un niño alérgico (incluso cuando él no está en la casa), porque siempre quedan en el ambiente cantidades de humo suficientes para perjudicarle.
10. ¿Podemos tener un perro/gato en casa?
Como se menciona en las respuestas a otras preguntas, los niños alérgicos lo son en gran medida porque tienes una predisposición genética a sensibilizarse frente a sustancias (alergenos) que hay en su entorno. Pero además, no todas las sustancias son igual de “alergénicas”, es decir, no todas las sustancias tienen la misma capacidad para sensibilizar a un niño. Dentro de las sustancias con elevada potencialidad “alergénica” se encuentran los epitelios (pelo, caspa) de las mascotas, sobre todo perros, gatos, cobayas, pájaros,… Por ello, no es nada recomendable tener dentro de la casa de un niño alérgico alguno de estos animales soltando pelo, tumbándose en las alfombras, subiéndose en camas y sofás, etc., porque es altamente probable que el niño termine haciéndose alérgico a sus epitelios.
11. Nos vamos de vacaciones a un hotel, y no sabemos si es bueno para el niño porque tiene alergia a los ácaros
Es cierto que algunos hoteles no son excesivamente “alergo-saludables” (moquetas, paredes enteladas, etc.). No obstante, si el niño sigue el tratamiento prescrito correctamente lo probable es que no tenga problemas importantes, incluso en condiciones desfavorables. Si tienen Vds. en la cama del niño de casa fundas de colchón y almohada antiácaros, pueden llevárselas y ponerlas en la cama del niño del hotel. En todo caso, el riesgo de tener algún problema en estas circunstancias suele ser bajo, y hay que sopesarlo con el riesgo de que el niño se sienta discriminado respecto a los demás, como un “bicho raro” porque no puede hacer lo mismo que sus compañeros.
12. El niño tiene alergia al polen del olivo, y tenemos plantado un olivo en casa: ¿tenemos que arrancarlo?
Desde luego que no. El polen puede volar muy lejos transportado por el viento. Así que el polen que le produce síntomas a su hijo en un momento dado puede provenir de olivos que estás situados a docenas de kilómetros. Por ello, arrancar el olivo que tienen en casa no resolverá nada. Deben limitarse a evitar que el niño juegue debajo de o se suba al árbol, mueva sus ramas etc., especialmente en la época de floración.

Deporte

1. ¿Los niños con asma pueden hacer deporte?
Desde luego. No sólo es posible, sino conveniente. Con un adecuado tratamiento, la gran mayoría de los pacientes con asma pueden realizar deporte, incluso al más alto nivel (el porcentaje de asmáticos entre atletas olímpicos es muy elevado). Por lo tanto, cuando un niño tiene asma o tos desencadenados por el ejercicio, probablemente el tratamiento que lleva no es suficiente (o no se lo está tomando correctamente), y convendría revisarlo.
2. ¿Cuál es el mejor ejercicio para mi hijo?
En principio, son más aconsejables deportes que requieren esfuerzos cortos (no más de 7-8 minutos seguidos), con descansos intermedios. La natación es un deporte especialmente recomendable porque, además de lo anterior, desarrolla los músculos del tórax (que ayudan a respirar) y enseña a los niños a respirar rítmica y profundamente. En todo caso, el niño debe hacer el deporte que más le guste; es mejor que haga algún deporte que, por obligarle a hacer algo que no le satisface, termine no haciendo nada.

Vacaciones/Ocio/Viajes

1. ¿Qué es mejor: la playa o el campo?
El aire limpio es sano para cualquier niño con asma. Algunos niños con alergia a los ácaros o mohos pueden tener problemas en algunos apartamentos/casa de la playa, pero el problema está en la vivienda (humedades, filtraciones,…), no en la playa en sí misma. Si la casa está en condiciones, y se hace una Desalergenización conveniente, no tiene por qué existir ningún problema. De igual modo, puesto que el polen puede volar muy lejos, el hecho de estar en la playa no supone necesariamente que un niños alérgico a los pólenes esté a salvo de la posibilidad de tener algún problema. Por consiguiente, tanto la playa como el campo/monte son recomendables, y no suelen existir inconvenientes importantes para ir de vacaciones al sitio donde hayan planeado.
2. En el colegio se van de excursión/colonias la semana que viene: ¿puede ir?
Por supuesto, SI. No sólo puede, sino que debe (a no ser que precisamente ese día esté enfermo). Se le mandará con una copia de su tratamiento para el tutor, y con sus medicamentos. Deben además tener Vds. en cuenta que los lugares donde suelen ir los niños de excursión siempre tienen a una relativa corta distancia algún Hospital o Servicio de Urgencias al que se podría acudir en caso necesario. En todo caso, el riesgo de tener algún problema en estas circunstancias suele ser bajo, y hay que sopesarlo con el riesgo de que el niño se sienta discriminado respecto a los demás, como un “bicho raro” porque no puede hacer lo mismo que sus compañeros.
3. En el colegio se van de visita a una Granja-escuela la semana que viene: ¿puede ir?
En principio no hay inconveniente alguno. Si el niño tuviera alergia al pelo de algún animal, deberán advertirle al tutor que no le dejen acercarse a dichos animales. En todo caso, el riesgo de tener algún problema en estas circunstancias suele ser bajo, y hay que sopesarlo con el riesgo de que el niño se sienta discriminado respecto a los demás, como un “bicho raro” porque no puede hacer lo mismo que sus compañeros.
4. Nos vamos de vacaciones a un hotel, y no sabemos si es bueno para el niño porque tiene alergia a los ácaros
Es cierto que algunos hoteles no son excesivamente “alergo-saludables” (moquetas, paredes enteladas, etc.). No obstante, si el niño sigue el tratamiento prescrito correctamente lo probable es que no tenga problemas importantes, incluso en condiciones desfavorables. Si tienen Vds. en la cama del niño de casa fundas de colchón y almohada antiácaros, pueden llevárselas y ponerlas en la cama del niño del hotel. En todo caso, el riesgo de tener algún problema en estas circunstancias suele ser bajo, y hay que sopesarlo con el riesgo de que el niño se sienta discriminado respecto a los demás, como un “bicho raro” porque no puede hacer lo mismo que sus compañeros.
5. Si tenemos que evitar el humo del tabaco entonces ¿no podremos ir a lugares en los que se fuma (bares, restaurantes, etc.)?
En efecto respirar humo de tabaco es algo muy nocivo para un niño con asma. Por ello, en el ámbito en el que Vds. tienen capacidad (o influencia) de decisión (su propia casa, casas de familiares o amigos) deben procurar que no se fume, especialmente en presencia del niño. Como se menciona en otra pregunta, esto es particularmente importante en la propia casa, porque es donde más tiempo seguido pasa el niño. Pero puesto que el tiempo que el niño puede pasar dentro de un bar o restaurante es limitado, no deben Vds. renunciar a hacer una vida social normal. En todo caso, en los lugares públicos en lo que haya zonas de no fumadores, deben elegirlas preferentemente.